El IX Congreso de ALAP se realizará en diciembre bajo modalidad virtual.

Es con mucho entusiasmo que nos dirigimos a toda la comunidad de ALAP para comunicar la realización de nuestro IX Congreso. Luego de varias semanas de incertidumbre y evaluación de los escenarios posibles, el Consejo Directivo de ALAP, junto a su Consejo Consultivo y el Comité Científico del congreso, ha decidido realizar el postergado congreso en modalidad virtual. Será del 9 al 11 de diciembre de 2020, y contará con pre-eventos y cursos los días anteriores. 

Será el primer congreso de ALAP en modalidad virtual, lo que nos motiva y desafía especialmente. Como es notorio, no fue esta nuestra opción inicial. El congreso iba a desarrollarse en Valparaíso, Chile, con el apoyo de nuestros colegas y amigos de la Universidad de Valparaíso. Pero la incertidumbre del contexto impide pensar en encuentros presenciales de la envergadura de los congresos de ALAP. Al mismo tiempo, la experiencia de otros congresos virtuales, que se han realizado exitosamente, nos entusiasma a pensar en las posibilidades que ofrece nuestra primera experiencia a distancia. 

Confiamos en la energía de la comunidad de investigadores, profesionales y estudiantes nucleada en torno a ALAP para llevar adelante un congreso que aproveche las ventajas de las herramientas virtuales y mantenga el vigor de nuestros encuentros presenciales. Entendemos que habernos habituado a utilizar las plataformas de comunicación a distancia durante estos meses de pandemia facilitará la interacción en el congreso, para que pueda cumplir con su espíritu de siempre: intercambiar inquietudes sobre las investigaciones presentadas, profundizar en los temas, imaginar nuevas líneas de investigación y colaboraciones internacionales, conocer perspectivas novedosas, debatir. 

Entre otras particularidades, nos complace pensar el IX Congreso de ALAP como el primer congreso regional en el que puede haber investigaciones sobre la pandemia de COVID-19 con resultados empíricos, por lo que esperamos discutir acerca de la evolución del fenómeno, así como de sus múltiples impactos más allá de la salud y mortalidad, y de las formas en que los gobiernos han gestionado la crisis. La modalidad virtual facilitará la concreción de diálogos entre regiones, como los que hemos buscado con las asociaciones asiática y africana en congresos anteriores, ya sin las dificultades propias de los costos de traslado.

Por cierto, el congreso no intentará replicar en modo virtual aquello que estaba planeado para Valparaíso. Por lo pronto, los nuevos plazos tendrán en cuenta los cambios en nuestras vidas que trajo consigo la pandemia: habrá tiempo adicional para terminar los resúmenes ampliados o trabajos finales. El nuevo plazo culmina el 4 de setiembre. También consideraremos las nuevas circunstancias a la hora de fijar las condiciones y costos de la inscripción, vital para la financiación de las actividades de ALAP. La inscripción se reducirá entre un 50% y un 80% en relación a los costos originalmente previstos. 

Finalmente, abriremos la posibilidad de presentar resúmenes ampliados o trabajos completos a quienes ya habían inscrito su resumen corto, manteniendo las sesiones regulares previstas, pero también a quienes no lo habían hecho, animando especialmente a quienes hayan investigado alguno de los impactos de la pandemia en la región, para conformar con esos trabajos sesiones regulares, mesas redondas o plenarias.

Toda la información figura en la nueva convocatoria al congreso (disponible también en portugués), donde se detallan ejes temáticos, fechas importantes y costos de la inscripción. En los próximos días se conocerán más detalles y se terminará de poner a punto la web del congreso, donde se subirán los trabajos finales o resúmenes ampliados, y se podrán ir conociendo más detalles sobre los contenidos y la implementación de plataformas tecnológicas para este congreso, novedoso en su formato pero con el mismo espíritu de los ocho congresos anteriores de ALAP.

Consejo Directivo ALAP